Ricoh apuesta por la fusión del comercio online con el tradicional

e-commerce online offlineRicoh está trabajando en la reconversión del e-commerce tradicional. El director general de Ricoh España, Ramón Martín, afirma que hasta ahora “el mundo online ha estado muy separado del offline, pero [con los nuevos hábitos de consumo] ambos tienen que ir conectados”. Junto a Liferay, Ricoh está desarrollando Hybris, para que aquellos productos adquiridos a través de internet puedan ser devueltos en una tienda física. Martín avanzó a CincoDías que Ricoh está trabajando con dos grandes compañías “del top 5 de la distribución en España” en la conexión de ambas modalidades.

La filial española de Ricoh facturó en 2013 un total de 216 millones de euros, un 4% que en 2012. El directivo califica este dato como muy positivo. “En este resultado, nosotros tenemos dos componentes: además del negocio orgánico de Ricoh -la impresión-, hay otro que es inorgánico”, en referencia a la adquisición en julio de 2013 de la consultora de servicios tecnológicos Aventia. “El entrar en tecnología de manera amplia forma parte de nuestra línea estratégica de desarrollo y nos ha aportado parte de ese 4%”. Martín explica que el resto de ingresos provienen de su actividad central: “se ha producido una cierta caída del mercado de la impresión, debido a la digitalización, estamos prácticamente un 37% por debajo del nivel previos a la crisis, pero nosotros hemos invertido en los últimos años a través de compras como esta para movernos hacia otros mercados que nos compensen”. Ambos mercados han permitido el crecimiento de Ricoh en 2013, según él.

2014 se presenta como un año de vuelta a la normalidad. El responsable de Ricoh España explica que la compañía tiene gran presencia en las pequeñas y medianas empresas españolas, a diferencia de sus principales competidores. Según Martín, Ricoh percibe que las pymes “se están despertando”, porque empiezan a tener acceso al crédito y a tomar decisiones de reemplazo de sus equipos tecnológicos, “esto nos hace ser positivos, aunque no debemos echar las campanas al vuelo”. Ricoh España tiene como objetivo una facturación de 230 millones en 2014.

El objetivo para 2014 es facturar 230 millones

Asimismo, Martín señala que uno de los elementos claves para Ricoh es el empleo: “Nuestra compañía es una de las que han crecido en empleo, porque hemos aprovechado el momento del mercado para transformarnos invirtiendo en contrataciones, lo que nos ha permitido incorporar recursos humanos de calidad, así como capturar en España servicios del grupo Ricoh localizados en diferentes países del sur de Europa, gracias a nuestra competitividad”. La filial española de Ricoh ha pasado de 1.300 empleados en 2008 a 1.650 en la actualidad, y prevé que su centro de servicios crezca hasta los 1.800 trabajadores. Además, Martín asegura que seguirán “atentos a lo que pueda pasar fuera de la impresión”, ya que sus nuevos negocios suponen, a día de hoy, una cuarta parte de sus ingresos.

Medio ambiente Además, la compañía japonesa apoya a aquellas empresas sensibles con el medio ambiente. El director general de Ricoh España afirma que hay una serie de firmas decididas a neutralizar las emisiones de CO2 -dióxido de carbono- en su actividad. Para ello, “estas compañías pueden seguir dos vías: o bien reducir actividad para reducir las emisiones de CO2 prácticamente a la mitad a través de nuestra tecnología, o bien neutralizarlas totalmente a través de la compra de créditos de carbono generados por compañías que plantan bosques para compensar los niveles de oxígeno”, explicó Martín.

Por otra parte, destaca la decisión de su grupo de haber entrado en grandes volúmenes de impresión. “Ricoh ha visto la reconversión a digital y la reducción de los volúmenes, por lo que se está empezando a producir el libro bajo demanda (tirada personalizada), con menores costes y la misma calidad que la tecnología tradicional”.

¿Se usarán más las impresoras 3D?

Ramón Martín vaticina que la impresión en tres dimensiones será usada de forma cotidiana “muy pronto, en algún sector”. El responsable de Ricoh piensa que es posible que, en un par de años, el sector sanitario decida que las prótesis temporales se puedan fabricar (en diversos materiales) mediante estos dispositivos, y sin necesidad de un protésico trabajando a distancia.

“Yo creo que aparecerán sectores muy micro que tendrán capacidad de monetizar esa nueva tecnología, pero pienso que va a ser una revolución lenta”, afirmó Martín. Y añadió que cuando empiecen a aparecer fabricantes de equipos de impresión, Ricoh lanzará productos “cuando veamos que hay un mercado muy claro y modelos de negocio que lo sustenten

Anuncios